lunes, 24 de julio de 2017

EL TALENTO Y LAS PALABRAS...

Algunas imágenes de los monotipos que voy haciendo a medida que las emociones me atrapan y se convierten en sentimientos...mientras la vida me acosa o me deleita o quizá me paraliza para hacerme avanzar, depende de que!!!




 
Por eso trabajo todos los días en lo que me emociona que es mi arte ... ya es un hábito.
 
J.A. Marina es uno de los escritores y pensadores que más me motivan a la acción. Hace días paseando por alguna librería, cosa que me encanta, encontré un libro suyo "La educación del talento" que me apasionó de inmediato, en la contraportada leo..."El talento es un hábito y, como todos los hábitos difícil de adquirir...Cada uno de nosotros tenemos nuestras propias fortalezas y debilidades".
 Leo, observo y escucho, me gusta mucho menos hablar, por eso prefiero escribir.
Escucho a diario que los libros desaparecerán, también escucho palabras que no me hubiera gustado escuchar.
 Y entonces pienso en lo mucho que me han enseñado los libros...
 
Pienso en lo mucho que hacen las palabras
en el peso que tienen
pienso en las palabras justas,
esas que no se dicen
o que no dicen
lo que quisieran decir,
que entre tantas palabras
sea una sola la certera
pues que le vamos a hacer!!!
 
" Cada palabra tiene consecuencias. Cada silencio también."
Jean-Paul Sartre

jueves, 13 de julio de 2017

INSTANTES...

 
Migraciones de G y sueños de M
unidos en una repisa
 
 
azules de Gudrun

 
flor


                                                                reflejo en la noche


                                                                                Jardín

 
Desayuno
mañana
compartir
con Dalia

 
Ventana

 
Cerámica
y más
mucha cerámica

 
Jardín
 

 
Reflejos de luz

 
Puerta
mariposa

 
Libro de artista
boceto

 
taller
tórculo
proyectos
trabajos

 
 
Todo está en la casa, en el taller de una amiga,
en Valdemorillo, todo tiene el sabor del tiempo
que permanece siempre...
 
 
"Lo que uno tiene por si mismo, lo que le acompaña en la soledad sin que nadie se lo pueda dar o quitar, esto es mucho más importante que todo lo que posee, o lo que es a los ojos de los otros"
 
A, Schopenhauer
 
" El arte de ser felíz"
 
 
 

miércoles, 12 de julio de 2017

1,2,3 hasta llegar a 11 meses...Como es que se mide el tiempo

Como abordamos el primer impulso ante una emoción...
A otra hora
Cuando las emociones reposan
Amanece
Y tenemos otras miradas...
 

A veces necesito recordar
que hay personas hermosas
que la vida
se empeña
en ponernos
a nuestro lado
para no olvidar
a las que ya no están
que nos dieron
tanta esperanza
para otros días...

 
A veces
las respuestas
llegan de un sólo golpe
sin avisar.
Entonces
tenemos que cambiar
las cosas de lugar...

 
Atrapar un NO o un SI
con firmeza
a veces
es necesario
para que
las emociones
se vayan
sedimentando...

 
"No todas las verdades son para todos los oídos"
Umberto Eco

lunes, 10 de julio de 2017

Tres relatos de un SÁBADO...

Hace días leí un libro de José Antonio Marina, un escritor al que admiro y es mi referente siempre..."Anatomía del miedo. Un tratado sobre la valentía". Más que escritor, para mí es un pensador e investigador excelente, su obra se ha derivado hacia ese campo de la inteligencia y especialmente a todo lo concerniente a la creatividad artística...
Dice Marina en su libro..."La emoción es un acontecimiento fisiológico que produce unos efectos que suelen ser conscientes o no. Cuando se vuelven conscientes aparecen los sentimientos...esto no debería sorprendernos, pues gran parte de nuestras actividades mentales son inconscientes y sólo conocemos lo que producen".

Este sábado que pasó continué en un Libro de Artista realizado con la técnica de acuarela, me lo inspiró un trozo de madera viejo que encontré en mis caminatas por la montaña y que desató un torbellino de recuerdos y memoria...


 
 La acuarela es paciencia, lo descubrí con el tiempo y hacía mucho no trabajaba de lleno con ella, sin embargo al tomarla de nuevo entre mis manos, el color y la belleza de sus mezclas y transparencias se iban fundiendo con mis recuerdos...

 
 En la tardecita leí el libro LA BARCA DE ORO, específicamente el último cuento, que fue escrito por S. Gamarra, narrador, poeta y dramaturgo, hermano de mi madre. Y dice en su contraportada.

"Para las serenatas de postín, Atilio Perdomo era el cantante, y para un acontecimiento rayano en lo luctuoso, bastaban dos vibrantes guitarras. Me acuerdo con nitidez de la última canción de las cinco cantadas: "La barca de oro". A mi edad, no podía discernir el peso de semejante significación. Más bien ahora, con los sentidos alborotados por la comprensión que brindan los años dedicados al desarrollo  de filigrana de la sensibilidad, reacciono al aplastante entramado de esa canción, al evocarla aquí en la funeraria, ante la urna con su silenciosa huésped; y me parece verla como aquella vez: vestida con un traje de fiesta, de guantes y cartera, como si también ella se fuera con su Orlando, al puerto donde se halla la Barca de Oro"

 
Y en la noche vi la hermosa película "Una pastelería en Tokio", la Revista eikyo escribió un artículo sobre esta película en la edición # eikyo 21, digno de leer.
 
El hecho es que estos tres RELATOS de este sábado pasado están atados por la EMOCIÓN... paciencia y amor.
Después de la película, mi pensamiento entrelazó estos tres acontecimientos que tienen que ver con la esencia del ser humano, que para mí es el alma.
Tendemos casi siempre a ponerle etiquetas a las situaciones y a las personas, y nos llenamos de prejuicios ante lo que sucede e ignoramos. Sin embargo casi nunca pensamos en lo que hay detrás de las cosas, de las personas, de la razón de que actuemos de una manera y no de la que se espera o quisiéramos de nosotros...
Que hay detrás de una acuarela, de un simple pastel, o de una canción...
Que hay detrás de una decisión, la verdad quizá o el deseo de bienestar...
Al final todo está increíblemente conectado en la vida y a veces ni siquiera somos conscientes de que ese acontecimiento estuvo en nuestro inconsciente por mucho tiempo!!!

lunes, 3 de julio de 2017

Sublime...la CALMA

Después del domingo llega el lunes y con los días el despliegue de la verdad, lo que es importante!!!
He vuelto a la acuarela como un repliegue de reflexión de mis comienzos en este camino del arte, nunca podré olvidar a las personas importantes en mi vida y una de ellas fue Pedro Palamary, mi maestro de acuarela y de la vida, siempre lo recuerdo en mis caminos por la montaña, le pasaron muchas cosas terribles en su vida y llegó a Venezuela sin nada en su bolsillo, salvo su pasaporte de su ciudad natal Córdoba-Argentina y las ganas de desarrollar su arte, nada más. Se le abrieron muchas puertas hasta que llegó a la Universidad de los Andes en Mérida, cuando lo conocí ya era mayor.
Le escuché muchas historias mientras trazaba una aguada, una mancha o simplemente una línea con la acuarela, al fondo siempre la música clásica y su voz contando sus vivencias, ese rato de la tarde que pasaba con él era de gran importancia para mí, me sentía viva, emocionada, escuchaba y me enriquecía con sus conversaciones, un día sobre cine otro sobre literatura, otro más sobre la vida de los pintores que se la sabía de memoria y en ocasiones me leía un pasaje de la Biblia...
Los fines de semana muchas veces nos íbamos a la montaña a pintar del natural, al Páramo, con él aprendí a conocer el silencio y la naturaleza, amar con pasión la obra de Rilke, o de Michaux, o los cuentos de Cortázar, la poesía sin límite...
Él hizo germinar una semilla en mi interior que aún no era consciente, un talento que tenía escondido y que nunca me hubiera imaginado desarrollar , hacer lo que he hecho en estos años aquí en España me llena de orgullo y agradecimiento.
Para mí esa era y sigue siendo la felicidad, apenas instantes pero de una intensidad que te golpea el corazón con fuerza...
A veces lo que siento es muy difícil describirlo o compartirlo, mi interior casi siempre se queda conmigo, ya no creo en tantas cosas que creía antes, la noche sacude mi silencio y mi cuerpo cansado a la par que mi mente, mi alma enmudecida de vez en cuando, sobre todo cuando observo, escucho y ante el  golpeteo del recuerdo y la memoria...
Nunca he conocido a nadie hasta ahora que tuviera ese don de la tranquilidad y la calma como él...
 


 
Hace días recibí este hermoso escrito que transcribo y que me llevó a escribir el escrito de arriba para mi maestro, en recuerdo de mi querida ciudad de  Mérida con sus hermosas montañas, al  páramo que tantas veces recorrí, recinto de belleza y paz al que algún día volveré a caminar, a mi hermoso país Venezuela que está en una lucha inmensa por lograr su libertad y volver a ser lo que fue un día...
 
"Se llama calma y me costó muchas tormentas.
Se llama calma y cuando desaparece, salgo otra vez en su búsqueda.
Se llama calma y me enseña a respirar, a pensar y a repensar.
Se llama calma y cuando la locura la tienta, se desatan vientos bravos que cuesta dominar.
Se llama calma y llega con los años cuando la ambición de joven, la lengua suelta y la panza fría, dan lugar a más silencios y más sabiduría.
Se llama calma cuando se aprende  bien a amar, cuando el egoísmo da lugar al dar y el inconformismo se desvanece para abrir corazón y alma, entregándose enteros a quien quiera recibir y dar.
Se llama calma cuando la amistad es tan sincera que se caen todas las máscaras y todo se puede contar.
Se llama calma y el mundo la evade, la ignora, inventando guerras que nunca nadie va a ganar.
Se llama calma cuando el silencio se disfruta, cuando los ruidos no son sólo música y locura, sino el viento, los pájaros, la buena compañía o el ruido del mar.
Se llama calma y con nada se paga, no hay moneda de ningún color que pueda cubrir su valor cuando se hace realidad.
Se llama calma y me costó muchas tormentas y la transitaría mil veces más hasta volverla a encontrar.
Se llama calma , la disfruto, la respeto y no la quiero soltar..."
 
DALAI LAMA
 

domingo, 2 de julio de 2017

Luz y claridad...como la encontramos

En el pantano...Silencio y claridad para contemplar el espectáculo de la vida!!!
 
 
 
 Es momento de agradecer me dije en este domingo que pasó, cuando amanece y se escucha un sonido, varios quizá, el del silencio y los pájaros nada más, con esa sensación extraña que me ha acompañado en estos últimos días, y sin embargo hoy me siento afortunada de estar muy cerca de este lugar de paz...

 
 Agradecer la vida que tengo y a las personas que me han acompañado en este trayecto de estos dos últimos años, pensé en cada una de ellas en este silencio inmenso y les deseo lo mejor, que más puedo desear...


Se va acabando junio pensé, lejos de donde vivo...
Lejos de mi país
que se debate en una cruel batalla,
ni siquiera se me ocurre
pensar en el que dejé,
quien lo hubiera pensado...
Más allá de lo que se cuestiona, está la pasión,
 la riqueza de nuestra raíces,
la mordaza, el miedo,
la injusticia,
 lo que nos alcanza ente la luz y la sombra,
 ese movimiento humano
a veces cansado
tenaz y agobiante
que parpadea
entre la seguridad
y la inseguridad.
Mire a mi alrededor
la naturaleza
tan cambiante,
que descubre
nuestra emociones.
El regreso
me revela
nuevas sorpresas,
me sacude el silencio
de lo inesperado...